Inicio » Biblioteca » Muchas gracias, Patricia

Muchas gracias, Patricia

Querida Patri,

muchísimas gracias por tu labor al frente de la biblioteca del colegio, ¡11 años! Y no pueden ser más porque tu hijo pequeño termina este curso la primaria.

Muchas gracias por tu generosidad y tu altruismo.

Nada menos que durante 11 cursos, ¡que se dice pronto!, uno tras otro, así hasta once, te has encargado tú de que la biblioteca de las Escuelas Aguirre pudiera abrir una hora extra, cada tarde, organizando a un gran grupo de madres y padres voluntarios, cada uno con sus disponibilidades diversas, que tú has sabido cuadrar trimestre tras trimestre, año tras año, apoquinando tú más que nadie, arrimando el hombro cada vez que era necesario y haciéndonos sentir a tod@s bienvenid@s y acogid@s en nuestra biblioteca.

Has organizado, además, montañas de actividades de fomento de la lectura. Las maravillosas bibliotecas musicales que aunaban música y libros y daban la oportunidad de mostrar sus habilidades musicales al alumnado. Te has preocupado de buscar y gestionar mil cuentacuentos, charlas, juegos, etc. , y todo ese esfuerzo y dedicación lo hacías sin darte importancia, como si no te costara nada. Porque tú eres de las que creen que lo normal y lo natural es ayudar a nuestros congéneres en toda circunstancia, pero me temo, amiga, que, en este mundo egoísta, pensar y actuar así no es algo nada habitual. Muchas gracias por ser así de excepcional y regalarnos tu tiempo.

El amor por los libros te sale por los poros y ha quedado claro tu empeño en trasmitir el inmenso placer de la lectura y que los peques se lleven ese gigantesco regalo: el hábito de la lectura, que descubran que TODO ESTÁ EN LOS LIBROS y que el mejor antídoto contra el aburrimiento y  la ignorancia es un libro.

Seguro que el próximo curso podremos volver a abrir nuestra biblioteca, ese elemento absolutamente esencial del colegio que la maldita pandemia nos ha robado, e intentaremos resucitar todas esas actividades que organizabas.

De momento, estos meses, nuestra querida bibliotecaria, Maite, nos la ha estado cuidando con mucho amor, ordenando, actualizando y catalogando un montón de novedades que la generosidad de muchas familias del colegio ha ido donando.

Patri, muchas gracias, hemos disfrutado tod@s de tu sonrisa permanente, de tu gracia, de tu naturalidad, de tu empatía, y de tus muchos conocimientos y experiencia. Las nuevas vocales de biblioteca haremos lo que podamos pero, con tu ejemplo, será todo mucho más fácil.

Patri, acompañada de algunas voluntarias de biblioteca, le pasa la llave simbólica de la biblio a Alicia la nueva vocal.

Cerramos, como tú hacías en la carta de bienvenida a la biblio, que le hacías llegar a las familias que entraban nuevas en el cole, con esta frase de Borges:

 «Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca»

Jorge Luis Borges.

Vocalía de biblioteca